miércoles, 18 de octubre de 2017

VACÍO




 Llega la noche y desborda los sueños.

Huyen las palabras despavoridas
de mi boca
ante tu indiferencia.

Cae el amor,
como el poema 
 y amar, amor,
 se te olvida.

 Apoyada en la ventana
siento frío, 
 la lluvia cae silenciosa
 anuncia el desamparo
de una ausencia.

Estás...pero no estás.

Siento que
somos nómadas en un desierto
abierto en canal
que nos separa.

Estoy al borde de la noche
aullando en las azoteas
asomada al vacío...
 y no te enteras.


Mavi g.g.

3 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Una demostración más de que la tristeza puede ser hermosa.
Me ha gustado mucho el poema.
Aunque duela.

Besos.

Marcelino Mora Rodriguez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
El collar de Hampstead dijo...

Ese momento en que el otro se siente ya lejos...es devastador.

Buenas noches,guapa.