miércoles, 8 de junio de 2011

DESENCANTO

Tener ilusión te lleva,
a confiar en tu buena intuición.
Luego llega el desencanto,
y cambiamos.
Ya no es tan importante,
cuando no hay
por las dos partes
aquello que en un principio
tenía una misma dirección.
Es lo que tiene atreverse
con todo,
"el mundo es bueno".

3 comentarios:

Anónimo dijo...

LA INTUICIÓN ES CONFUNDIDA A MENUDO
CON LA BUENA VOLUNTAD QUE UNO PONE EN LAS PERSONAS. EL DESENCANTO, OVEJA NEGRA DE LA FAMILIA DE LOS SENTIMIENTOS,VIENE MÁS A MENUDO DE LO QUE CABRÍA ESPERAR, A PONERNOS LOS PIES EN UN SUELO ÁRIDO Y TERROSO. PERO SI MIENTRAS ATRAVIESAS ESE SUELO, MIRAS AL HORIZONTE, VERÁS UNA HERMOSA LÍNEA QUE SE UNE CON EL CIELO,
Y SEGURO, QUE DE NUEVO SE RECOBRA
LA CONFIANZA PERDIDA.HA DE SER ASÍ.
LO CONTRARIO SERÍA NEGAR QUE LA VIDA ES UNA MONEDA DE DOS CARAS,Y, A VECES ES NECESARIO DARLE LA VUELTA. KISS YOU.

Mavi en blanco dijo...

SABIAS PALABRAS, QUE COMO SIEMPRE DÁN EN LA DIANA DE LOS SENTIMIENTOS. !COMO ME CONOCES, GUAPICA,!. GRACIAS ANGEL DE MI CAMINO. UN BESO GRANDE DE AMIGA.

Ana Villalobos Carballo dijo...

El desencanto ¡gran enemigo! que nos hace contemplar la vida de un color demasiado oscuro. Aunque hay algo, no sé qué es, que a mí por lo menos, siempre me empuja a darle la vuelta a la moneda y buscar la amplia gama de colores que iluminan cualquier día. siempre hay buena gente en quien confiar. Me ha gustado leerte.

Un beso

Ana