miércoles, 19 de febrero de 2014

CRISÁLIDA


A veces las palabras
expresan fatigadas derrotas
que construyen muros
y crean tristezas y ruidos
con un sonido
de violines indolentes.
Entonces
se siente el corazón
rehén y prisionero
que sueña con escapar
y volar
como mariposa
atrapada en su
crisálida
que va buscando la luz.

Mavi g.g.







10 comentarios:

elisa lichazul dijo...

y que bueno que así sea MAVI
te imaginas si las palabras no se renovaran?
cuanto lastre acarrearían!
así su vuelo no se expresaría

las palabras son del viento...


besitos

Mavi en blanco dijo...

Y al viento han de volver...
un beso Elisa guapa¡

El collar de Hampstead dijo...

Es tan grande el poder de las palabras,verdad?

Sabes cómo es un beso de mariposa? las dos personas juntan las pestañas y parpadean.Yo lo hago con mi hija mayor.

Un besito!

Leticia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Leticia dijo...

Las palabras dialogan unas con otras, se dicen, el escritor las escucha en su mente y corazón y escribe lo que le dictan.
Bello poema Mavi. Tiene fragilidad de mariposa y su belleza

Rafael dijo...

Eso sucede muchas veces Mavi.
Un abrazo.

Maria Rosa Giovanazzi dijo...

Bella comparación de la mariposa y el corazón. Los dos buscan volar y ser libres. Que encantadora la imagen que acompaña la poesía.

mariarosa

TORO SALVAJE dijo...

Eso mismo sentí la semana pasada.
Y escapé.

Besos.

TriniReina dijo...

Y, justo entonces surge el poema...

Besos

Eduardo F. Muñoz dijo...

Las palabras dan alas al corazón, sólo hay que saber batirla para volar, tu breve pero intenso poema lo demuestra.
Besos.