lunes, 7 de mayo de 2018

LA PALABRA

Como Narval misterioso,
unicornio del mar,
me defiendo con la inquietud
de ser distinta, extraña,
no ser ni del cielo ni del infierno

La palabra en mi voz
traspasa el agua verdadera
y es consciente,
se desliza como en una leyenda
en su soñar y espera.
Narval incomprendido que lucha
por su agua verdadera,
su palabra reivindica la luz
sobre lo oscuro
de la crítica fácil.
La palabra
vence en lo real y lo imaginativo,
nada entre dos aguas
y la lleva donde pueda volar
hasta el cielo.
Es un vago perfume
para el dialecto
que sonríe a miradas siempre ajenas
 ¿acaso esto sea la poesía?
Es Luna poderosa
que acoge mareas desoladas,
dudas siempre dudas,
ojos mudos que no ven
labios ciegos que precisan la memoria,
palabras como
estrellas que iluminan
antes de haber nacido.

Mavi g.g.

5 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

El poema es profundo.
De saborearlo poco a poco.
Palabra a palabra.

Besos.

Elisa Alcántar dijo...

las palabras son las caricias o bofetadas con que adornamos la realidad

abrazos

Mavi dijo...

Besico

Mavi dijo...

Besos

El collar de Hampstead dijo...

Al final,sí,palabras cono estrellas que iluminan...

Besicos
: )