lunes, 15 de enero de 2018

VIDA

Se acabó, Sefiní,
cierro mi puerta
con el poema que siempre
me lleva a ti.
Apago mi libreta,esparzo los papeles
sobre la mesa
y dejo descansar al lápiz
con el que me gusta
hilar palabras.
Exausta por un día largo
e intenso, digo, corazón deja de temblar
y emocionarte por todo.
Me acompaña, sin hacer ruido,
una música suave en la voz de
Norah Jones, un descubrimiento.
Un dulce calor recorre mi espalda
es tiempo de hacer balance.
No pesan los años que pasaron
sino dejar de hacer aquello
por lo que estamos aquí.
Ahora le toca a unos poemas
de miel,
y como abeja laboriosa
dejar algo de huella de mi paso
por esta vida,
manchar lienzos
con pinturas enamoradas de la luz.
Y dar gracias siempre
al milagro de un nuevo día.
Mavi g.g.

5 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

El poema es precioso.
Sí.
Disfrutemos de cada nuevo día.
Es un milagro.

Besos.

Mavi dijo...

Muchas gracias Toro, eres un alma linda.

Elisa Alcántar dijo...

cada día trae su afán... :)
se escribe cuando la Poesía urge
yo a veces paso semanas sin escribir y
otras dejo programadas varias entradas cuando ando en esos días de proliferación lírica

besos de sol :)

Mavi dijo...

Como te entiendo cielo.

El collar de Hampstead dijo...

Cada día es un regalo,eso hace tiempo que lo tengo muy claro.
Norah Jones...suena bien...
; )

Buena noche,guapa.