miércoles, 8 de marzo de 2017

PARA TI...


m

Escuchar música,
ese remanso de paz
necesario.
Privilegio tan a mano
tan cerca...
que
es pecado no disfrutar.

Si Dios estaba entre los pucheros,
es más patente
en la música.

Centro de escala
luminosa,
puente de un firmamento
estrellado que brilla
en los sentidos.

!Asombroso¡

Decir música y morir
a la prisa.

Olvidar el tiempo,
disfrutar, soñar...
ser uno en los compases.

Brillar más allá
de las limitaciones.

Dejarse llevar,
olvidar los pesares,
sentir que el corazón
se ensancha, se esponja...

No hay nada más allá de sus notas.

Hacerse uno y vibrar
en  el ritmo
maravilloso.

Sentir que ha sido creada
para ti.

Mavi g.g.

1 comentario:

TORO SALVAJE dijo...

No la disfruto tanto como debería.
Ahora mismo voy a escucharla.

Besos.