viernes, 6 de junio de 2014

SOLO


Como una nueva imagen,
he de cambiar la postura.
El paso de los años
deja tantos suspiros en blanco...

Escudriño por un momento
mi imagen ante el espejo.
La piel falta de tersura, de luz,
miro lo que soy,
queriendo interpretar
mi vida llena de proyectos.

La madurez me adentra ligera
más allá de las pasiones,
me lleva por un oasis
que siempre soñé
para sentirme orgullosa de mi,
como un buen vino que mejora
con los años,
que puede embriagar con su sabor.

Solo
cuando mi cuerpo se rinda
el alma quedará libre,sin trabas
sin arrugas.

Mavi g.g.

12 comentarios:

Rafael dijo...

La madurez va causando estos procesos que dictan tus letras.
Un abrazo.

Eduardo dijo...

La madurez es un título que honra a quien la consigue.
Precioso poema, Mavi.
Un beso y feliz fin de semana

albert dijo...

is an honor to read you kisses

la MaLquEridA dijo...

Cuando la madurez llega dicen que uno se hace responsable y deja de soñar.


Beso

TORO SALVAJE dijo...

Es una forma optimista de verlo.

Besos.

Mavi en blanco dijo...

Gracias por los comentarios, joven o maduro...no dejemos de SOÑAR.
Un abrazo inmenso a todos.
besitos
Mavi

idolidia gonzalez dijo...

Wow bella manera de ver la propia trayectoria. Amiga te invito a mi nuevo blog.
http://migraninversionamway.blogspot.com/

Abrazos!

elisa lichazul dijo...

el paso de los años dejan huella en el cuerpo y en el alma imposible de evadir
solo nos queda asumir y seguir caminando con lo mejor que nos nace cada día


besitos y feliz fin de semana MAVI

Amapola Azzul dijo...

Un beso, muy linda poesía, enhorabuena, Feliz semana.

TriniReina dijo...

El oasis de la madurez, cuando la madurez nos desviste de ansias y nos toca de paz

Abrazos

Juan Carlos dijo...

Personas con la madurez espiritual que tus letras demuestran, saben reconocer y admirar en carne propia la belleza y valores que los años otorgan. Por ello tus ojos pueden ver con claridad infinita, que la muerte sólo puede quitarnos lo que nos resta de vida, pero no lo que hemos vivido. Por esa razón me atrevo a decirte (claro y fuerte) que almas como la tuya, jamás cumplirán más de veinte.
¡Saludos!

A. Elisa Lattke Valencia dijo...

te resumes en esa semblanza y es bueno recogerse en la palabra que es como una firma que nos libera simbólicamente del ayer para adentrarnos en otra etapa de la madurez. Me gusta tu poema.

Elisa