martes, 22 de abril de 2014

INTENSIDAD

Feliz y curiosa miraba
asomada entre los visillos
de la ventana.
Asombrada,
el mar en calma me devolvía
un escaso rumor.
Un cielo tan azul
dispuesto a  competir
con el verde irisado de la bahía.
Calma y sosiego que sólo una gaviota
rompía el silencio con su vuelo plácido
y zigzagueante.
Mientras,
el velero asido a la mar
era testigo
de mi furtiva mirada.

Mavi g.g.



10 comentarios:

Rafael dijo...

Casi estoy contemplando esta estampa que describes.
Un abrazo.

María dijo...

Respiro paz y calma cuando te he leído desde ese cielo tan azul y el verde irisado de la bahía.

Un beso.

El collar de Hampstead dijo...

Qué privilegio tener esa vista desde la ventana.

Un instante de hermosa placidez.

Un besito

Amapola Azzul dijo...

Tu mirada no estaba sola...
Un abrazo.

Me gustó. Besos.

TORO SALVAJE dijo...

Lo has pintado con palabras.

:)

Besos.

Mavi en blanco dijo...

Acepto el reto Toro, intentaré reflejarlo en una pintura...?
besitos

Maria Rosa Giovanazzi dijo...

Con cuanto asombro mirarías ese mar inmenso y el velero que en la distancia sería de juguete.Bello poema.

mariarosa

Maritza dijo...

Qué hermosa mirada!
Sólo una mirada delicada y sensible, atenta a los milagros diarios, y desde un ser dispuesto a sorprenderse siempre puede hablar o versar así...Y yo me alegro mucho por eso! Ahí está la vida.

Abrazo grande,artista!

TriniReina dijo...

La mirada al mar prendida... y el pensamiento.

Saludos

Evanir dijo...

Plante em seu coração a sementeira do amor,
pois assim ampliarás o seus dias de alegria.
Que o senhor ilumine os seus caminhos levando a tristeza sempre pra longe,
bem longe de você.
Enchendo seu coração com a divina fé,
Continue a ser essa pessoa maravilhosa que você é,
e seu coração estará a onde
estiver a sua alegria de viver.
Um feliz e abençoado final de semana.
Beijos paz e luz ,Evanir.