jueves, 30 de mayo de 2013

NANAS DE LA CEBOLLA


El tiempo no pasa por este poema hermoso.

Canto del poeta al hijo con hambre,
solo el pan y las cebollas
sacian su sed en la leche materna.

Un suspiro, un llanto, una esperanza.

¿Que es el hombre si no expresa su sentimiento?

Suspira lo mejor para el hijo.
Llora por un presente cruel.
       Espera un amanecer de esperanza
que no podrá ver.

Miguel, por siempre, Miguel.

MAVI.g.g.






7 comentarios:

Rafael dijo...

La respuesta está en lo que tú dices: "...Un suspiro, un llanto, una esperanza..."
Un abrazo.

elisa lichazul dijo...

sentido y tierno poema MAVI
la sopa de cebolla con queso es riquisima

besitos

Mavi en blanco dijo...

Gracias Rafael, Miguel deja huella en quien lee sus poemas.
un beso




Mavi en blanco dijo...

Gracias Elisa. Me encanta tu buen humor. Me interesa esa rica sopa de cebolla? como es?
te estimo.

Maruja dijo...

Gracias por compartir este poema. Me encanta la sopa de cebolla.
Un gran saludo.

Leticia dijo...

Delicioso poema mi querida Mavi,gracias y buen porvecho. jejej creo que no había sabido de ti desde el matrimonio de tu hijo. Deseo que todo este muy bien por casa en la bella Madre Patria. Beososo

TORO SALVAJE dijo...

Este poema cantado por Serrat es algo mágico.

Besos.