domingo, 24 de febrero de 2013

ATARDECE



Al caer  la tarde de la vida
las sombras se ciñen al pecho,
dejan desasosiego, angustia, impotencia.

  Afán por vivir
 como si no hubiese nunca final,
ni reposo.
 Corto nos parece el paso por la vida
que no deja tiempo de acabar un sueño.

La rebeldía a lo inevitable,
sin tener respuesta que alivie
como  bálsamo de miel caliente
 la piel endurecida 
y áspera del alma.

Mundo quebrado,
lagrima salada y furtiva
que ciega unos ojos secos y tristes.

Luz al final del camino.

v.g.g.






6 comentarios:

Lichazul dijo...

bonito poema MAVI
ten una excelente semana
abrazos

Rafael dijo...

Al caer todo eso se ve poco y mal, porque llegan las sombras de la noche casi siempre enseguida.
Un abrazo y feliz comienzo de semana.

Mily Murillo dijo...

Sencibilidad y belleza en tus palabras... el atardecer de la vida es una etapa más de la misma, cuando el sol se oculpa es para salir mañana... otro comienzo, o recomenzar diría.

Recibe un fuerte y cálido abrazo

Mavi en blanco dijo...

Muchas gracias por vuestras palabras.
un abrazo

Mavi en blanco dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Carmen Real dijo...

Me gusta lo tuyo mujer, eso de soñar despierto
de soñar siempre, es parte de la vida.
Un urra para vos es un sitio muy calido, tu espacio es buenisimo
te dejo mi blog a ver si te gusta
http://historiarealdecarmen.blogspot.com.ar
gracias y un gusto ni bien aprenda te sigo te tengo anotada

besos totales