sábado, 25 de agosto de 2012

INCENDIO


Pesado día de calor.
Los pasos cansinos 
arrastran mi cuerpo y me cuesta pensar.
Es un verano sofocante y violento.

El aire huele a humo,
los incendios se suceden cada vez más.
¿Que será de esa naturaleza maltrecha?

Siento como propio el pavor
de cientos de animales
buscando refugio del fuego.

Un calor húmedo asciende
de la tierra quemada,
y el viento se ha parado.

Ciclo monstruoso que se repite
sin descanso cada estación.
Decir verano, calor,
es decir desastre ecológico.
Ahora son los recortes
culpables de la falta de atención al monte.
Antes, pirómanos sin escrúpulos,
miserables asesinos de un bien común.

¿A quien creer?
Lo único cierto es el sentimiento de impotencia
ante el desastre del  fuego que mata.

Pabellones de silencio
quedan tras los rastrojos
humeantes.





5 comentarios:

Rafael dijo...

Por desgracia los incendios son habituales. Señalar culpables es fácil, pero quizás todos lo somos un poco, porque el abandono del campo ha provocado esto y la sensibilidad por el bosque solamente surge con el incendio, pero antes de que esto suceda, todos podemos hacer infinidad de cosas, personas, organismos, ayuntamientos, comunidades y un largo etcétera. (Por cierto, no me olvido de los movimientos ecologistas, que ellos también tendrían mucho que hacer, en este asunto, además de protestar y denunciar).
Un abrazo en la noche.

Andrea dijo...

Conciencia común que es aniquilada. Vergüenza ajena a quien destruye lo mas preciado.. queda no perder la esperanza, que algún día abramos los ojos.! Abrazo!

Maritza dijo...

Por amigas españolas sé cómo les ha tocado este año (parece que no el único) sufrir numerosos incendios, y cuánto se lamenta la pérdida de tanto bosque, tantos árboles que hacen puro bien al hombre, y éste enajenado y enfermo los quema (porque la causa humana siempre es innegable)...
Es muy lamentable, Mavi.

Un llamado a la conciencia y a la reflexión en tus versos.

Abrazos desde Chile.

Lichazul dijo...

hay incendios naturales y que son bendiciones para el ecosistema

pero los ocasionados por el hombre son siempre una horrible pesadilla

abrazos grande querida MAVI y mil felicidades para esa unión de esponsales, la felicidad que irradias en la foto de perfil es total!!!

Mavi en blanco dijo...

Así fué, en la boda de Darío nuestro hijo mayor.
Es un experiencia preciosa para vivirla intensamente.
Deseo que la próxima de Oscar sea tan emocionante y bonita.
un beso.
pd. Por ley de vida te tocará a ti en algún momento.